La Red

La Red tiene por objetivo general el de contribuir con las personas jornaleras agrícolas y sus familias a mejorar sus condiciones de vida, entendidas estas como condiciones de salud, vivienda y educación. Así como sus condiciones laborales, entendidas como acceso a un salario justo y con prestaciones de ley, desde un enfoque de género, interculturalidad y de derechos humanos.

La Red

La Red tiene por objetivo general el de contribuir con las personas jornaleras agrícolas y sus familias a mejorar sus condiciones de vida, entendidas estas como condiciones de salud, vivienda y educación. Así como sus condiciones laborales, entendidas como acceso a un salario justo y con prestaciones de ley, desde un enfoque de género, interculturalidad y de derechos humanos.

Historia

Migración interna agrícola y su problemática

La migración interna agrícola es uno de los principales elementos de cambio en la distribución geográfica de la población en nuestro país, y su amplia magnitud proviene principalmente de zonas indígenas o rurales. Se enfoca en actividades agrícolas en estados con alta demanda de mano de obra (Baja California, Baja California Sur, Sonora, Coahuila, Sinaloa, Chihuahua, Zacatecas, Nayarit, Colima, Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro, Michoacán, Morelos y el Estado de México). A modo de introducción, presentamos algunos datos de la Encuesta Nacional de Jornaleros Agrícolas 2009 de SEDESOL:

  • En 2009 la población jornalera rondaba 2,040,414 (para 2016 eran 4,551,764) que, con sus familias, ascendían a más de 9 millones de personas
  • Un alto porcentaje de población migrante es indígena (46.3%)

Sin embargo, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2017, estima que en México hay 2 millones 900 mil personas jornaleras, de los cuales se aprecia que un millón son migrantes, que sumados los miembros de la familia hacen una población de casi 5 millones de personas que viven de la asalarización de algunos de sus miembros fuera de su comunidad de origen.

En este contexto, resalta la situación de las niñas, niños y adolescentes trabajadores agrícolas, ya que la flexibilidad del mercado de trabajo, así como la falta de mecanismos eficientes en materia de inspección y de alternativas integrales, han conducido a que empresarios agrícolas sigan incorporando a la población infantil a redes de trabajo asalariado, a pesar de las prohibiciones que establece la ley.

Además de los bajos salarios, se han identificado diversas problemáticas que las y los jornaleros enfrentan durante sus procesos migratorios y que son cruciales para el desarrollo de políticas públicas orientadas a garantizar sus derechos laborales: falta de registros migratorios, de habilitación de estancias infantiles, del acceso a la salud y a la atención médica, seguridad social, albergues en precarias condiciones en los campos agrícolas, traslados en condiciones inseguras, falta de acceso a la educación, así como la implementación de mecanismos de factibilidad que permitan investigar y dar seguimiento de las prácticas implementadas por los programas sociales abocados a la población jornalera en nuestro país.

Surgimiento de la Red

Frente a esta problemática, algunas organizaciones no gubernamentales comenzaron a atender diversas situaciones que daban cuenta de la sistemática violación de los derechos humanos y laborales de las y los jornaleros agrícolas y sus familias. Es así, como en 2014 se coordinaron diversas acciones de seguimiento y acompañamiento de casos emblemáticos sobre violaciones graves a los derechos humanos de grupos de jornaleros agrícolas, que evidenciaban las condiciones de vida y de trabajo en los campos agrícolas, así como los riesgos eminentes respecto a la contratación de mano de obra de niños y niñas menores de 12 años. El acompañamiento del proceso de documentación y visibilidad, se dio primeramente entre el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan” (Guerrero), Respuesta Alternativa (San Luis Potosí) y el Centro de Desarrollo Indígena Loyola (Guanajuato). Luego de estas acciones conjuntas, surgió el interés, la necesidad y la urgencia de establecer un espacio común donde se construyeran propuestas a partir del trabajo de actores estratégicos, desde académicos hasta organizaciones civiles y sociales.

En ese mismo año se sostuvo una primera reunión en la Ciudad de México, gracias al apoyo de Catholic Relief Services, donde organizaciones y académicos con larga trayectoria en el tema de la migración interna, particularmente de jornaleros y jornaleras agrícolas, hicieron un análisis sobre la problemática, construyeron una primera propuesta para visibilizar y posicionar el tema en la opinión pública y, fundamentalmente, acordaron la construcción de un espacio común, de diálogo, aprendizaje e intercambio de experiencias.

Así nació la Red Nacional de Jornaleros y Jornaleras Agrícolas (RENACJJA). Durante el 2015, la Red siguió posicionando el tema y se sumó a su visibilidad frente a la coyuntura política de San Quintín, Baja California, por la huelga de cientos de jornaleros/as agrícolas en la demanda de la mejora de sus condiciones laborales.

En 2016 el Centro de Estudios en Cooperación Internacional y Gestión Pública, A.C., asumió la coordinación técnica de la Red.

Objetivo de La Red

La Red tiene por objetivo general el de contribuir con las personas jornaleras agrícolas y sus familias a mejorar sus condiciones de vida, entendidas estas como condiciones de salud, vivienda y educación. Así como sus condiciones laborales, entendidas como acceso a un salario justo y con prestaciones de ley, desde un enfoque de género, interculturalidad y de derechos humanos.

Organizaciones que conforman La Red

Equipo

Equipo

Margarita Nemecio

Margarita Nemecio

Coordinadora general

Es Maestra en Desarrollo Rural por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Del periodo 2004 al 2015 fue coordinadora del Área de Migrantes del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, organización civil que se ubica en el estado de Guerrero.

Susana Cruickshank

Susana Cruickshank

 

Es licenciada en sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana y maestra en Cooperación Internacional para el Desarrollo por el Instituto Mora (con mención honorífica y becada por CONACYT). Actualmente cursa un Doctorado en Estudios Críticos.

Mayela Blanco

Mayela Blanco

Área de comunicación

Trabajadora Social por la Universidad Potosina y Técnica Profesional en Trabajo Social por el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios #131 en San Luis Potosí; diplomada en Educación para el Desarrollo Humano…

Margarita Nemecio

Margarita Nemecio

Coordinadora general

Es Maestra en Desarrollo Rural por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Del periodo 2004 al 2015 fue coordinadora del Área de Migrantes del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, organización civil que se ubica en el estado de Guerrero.

Susana Cruickshank

Susana Cruickshank

Es licenciada en sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana y maestra en Cooperación Internacional para el Desarrollo por el Instituto Mora (con mención honorífica y becada por CONACYT). Actualmente cursa un Doctorado en Estudios Críticos.

Mayela Blanco

Mayela Blanco

Área de comunicación

Contrary to popular belief, Lorem Ipsum is not simply random text. It has roots in a piece of classical Latin literature from 45 BC, making it over 2000 years old. Richard McClintock, a Latin professor at Hampden-Sydney College in Virginia.

  • Dirección
    Cuadrante de San Francisco No. 25
    Barrio Cuadrante de San Francisco
    Coyoacán, CDMX, C.P. 04320
    contacto@cecig.org.mx
    Tel. (044) 55.2267.9667